El 5 de enero, como en otros pueblos de España, los Reyes Magos aparecen cargados de regalos, pero si normalmente viajan en camellos o dromedarios, en Torremocha cada año se trasladan en un vehículo distinto y singular, así desde los más tradicionales caballos a otros transportes mucho más modernos como quart, retroexcavadoras, camiones de bomberos, coches antiguos… y por supuesto dada la tradición agraria del municipio, en tractores y burros.

Nunca se sabe cuál será el medio de transporte elegido por los Reyes Magos para llegar a Torremocha de Jarama y entregar sus regalos a todos los niños y niñas, además de chocolate y roscón de reyes para endulzar el paladar de todos los asistentes.